Corfo Gobierno de Chile
menu close
X

Noticias

Autoridades y representantes del Consorcio Science Up se reúnen en encuentro presencial en la Región de Coquimbo

Durante dos jornadas, los participantes trabajaron de manera colaborativa en talleres enfocados en los tres ejes estratégicos, evaluaron los avances del proyecto y fijaron metas de cara al año 2022.

Con el objetivo de estrechar vínculos, evaluar los avances y definir pasos a seguir, el Consorcio Science Up realizó un encuentro presencial en la Región de Coquimbo, en el que participaron vicerrectores/as, decanos, vicedecano, docentes, funcionarios/as y miembros del Comité Ejecutivo del Consorcio, en el marco del Programa Ciencia e Innovación para el 2030, ejecutado por la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso (PUCV), la Universidad de Santiago de Chile (USACH) y la Universidad Católica del Norte (UCN).

Durante dos jornadas —una de ellas en el Campus Guayacán de la UCN—, los participantes tuvieron la oportunidad de trabajar de manera colaborativa en diversos talleres enfocados en los tres ejes estratégicos de esta segunda fase de implementación del Plan de Desarrollo Estratégico: Liderazgo y Participación Femenina, Vinculación con el Entorno Socioeconómico y Armonización Curricular.

En ese sentido, Joel Saavedra, director de Science Up y vicerrector de Investigación y Estudios Avanzados de la PUCV, aseguró que “el trabajo de 2020-2021 marca la ruta a seguir en los próximos años para alcanzar los objetivos planteados. Contar con esta hoja de ruta nos permite llevar ciencia de excelencia y calidad directamente en beneficio de la sociedad. Las tres universidades ponen lo mejor de su ciencia para buscar genuinamente cómo impactar en la sociedad, ser agentes del cambio y, a la vez, sentar las bases y el acompañamiento a nuestro país en su transición hacia la sociedad del conocimiento”.

Por su parte, María José Galotto, vicerrectora de Investigación, Desarrollo e Innovación en la USACH, hizo énfasis en los avances que se han logrado en el Eje de Liderazgo y Participación Femenina: “Es destacable que tres universidades de excelencia trabajen de manera colaborativa para incrementar la participación de mujeres en carreras científicas y motivarlas a emprender e innovar desde sus áreas. Gracias al diagnóstico de Science Up, se están sentando las bases para disminuir progresivamente las brechas de género en las facultades de ciencias y aportar a un desarrollo basado en la equidad”. 

Paralelamente, el vicerrector de Investigación y Desarrollo Tecnológico de la UCN, Rodrigo Sfeir, destacó la importancia del trabajo que está haciendo Science Up para impulsar la transferencia tecnológica: “el trabajo colaborativo nos va a permitir fomentar la sintonía que existe entre la formación en el aula y los requerimientos del medio. A veces, se tiende a pensar que las universidades llevan cierto rezago respecto a lo que el sector empresarial requiere, por lo mismo, el objetivo de Science Up es ver cómo podemos llevar las formaciones en ciencia y tecnología a una proyección de inserción rápida y necesaria en las empresas”. 

De esta manera, los participantes del encuentro hicieron un balance exitoso respecto a los avances alcanzados hasta la fecha y propusieron metas de cara al año 2022 para seguir formando estudiantes altamente competentes con capacidades para desarrollar investigación aplicada, transferencia y desarrollo tecnológico, innovación de vanguardia y emprendimientos de base científica tecnológica.

Sobre Science Up

Cabe recordar que el Consorcio Science Up, integrado por la PUCV, USACH y UCN, se enmarca en el Programa Ciencia e Innovación para el 2030 y tiene como objetivo impulsar capacidades transversales de innovación, emprendimiento y transferencia tecnológica en sus facultades de ciencias para el desarrollo del país.

La iniciativa cuenta con el apoyo de la Agencia Nacional de Investigación y Desarrollo de Chile (ANID) y la Corporación de Fomento y la Producción (CORFO), y actualmente se encuentra trabajando en su segunda etapa  —2021 a 2026—, en la que se implementará el plan estratégico diseñado en el primer período —2018 a 2020—, que permitirá a las facultades de ciencias transitar a un desarrollo más conectadas con la sociedad y el sector productivo.