Universidad católica de Valparaíso Universidad de Santiago Universidad Católica del Norte
Corfo Gobierno de Chile
menu close
X

El jueves 30 de mayo de 2024, se realizó el cuarto panel del Proceso de Actualización del MEI de la Universidad de Santiago de Chile. En esta actividad, la Dra. Galina García Mokina representó al Consorcio Science Up, explicando el trabajo realizado por el Eje de Armonización Curricular (AC).

“La actualización curricular es esencial para mantenernos al día con los avances, asegurando una formación de calidad para nuestros estudiantes. Hoy es preciso incorporar elementos de innovación y emprendimiento, preparándolos para enfrentar los desafíos del mercado actual y liderar proyectos que impulsen el desarrollo científico y tecnológico”, destacó la Coordinadora de AC y Vicedecana de Docencia de la Facultad de Ciencia de la Usach.

En su exposición, la académica estableció un vínculo entre las estrategias de Science Up y el Proyecto Educativo Institucional, mostrando cómo se ha buscado una vinculación virtuosa que potencie ambos desafíos a través de programas como Innova en el Aula y el Minor en Innovación y Emprendimiento, el cual en junio de 2024 abrió su segundo proceso de postulaciones.

Serie entrevista “Nuevas autoridades” 

Desde su vocación por la pedagogía y su pasión por la matemática, la actual Coordinadora del Eje de Liderazgo y Participación Femenina del Consorcio Science Up, para la Facultad de Ciencia de la Usach, recuerda diversos momentos de su vida académica.

La escuela es un lugar donde la sociedad se replica, incluyendo sus normas implícitas de inclusión y exclusión. Un espacio donde la relación estudiante-docente puede marcar el futuro profesional de un o una estudiante. Es esta complejidad del aula la que atrajo a la  Dra. Daniela Soto, actual Coordinadora del Eje de Liderazgo y Participación Femenina de la Facultad de Ciencia Usach, al mundo de la investigación.

“Fue mi profesora jefe y de matemática, quien pudo ser mi modelo a seguir, quien se focalizaba en el ámbito social en mi Liceo. Con las y los profesores uno va generando una relación importante y yo tenía habilidades en matemáticas. Ella respondió con su apoyo y confianza en mis capacidades”, recuerda la académica Daniela Soto Soto, Doctora en Ciencias con especialidad en Matemática Educativa.

Sus habilidades no solo fueron reconocidas por sus docentes, sino también por sus compañeras, a quienes apoyaba. Al recordar esos momentos siente que ahí se gestó su vocación por la pedagogía. Un relato que coincide con quienes decidieron estudiar Pedagogía en Matemática y Ciencia de la Computación en la Universidad de Santiago de Chile, de la cual actualmente es jefa de carrera.

“Yo imparto una de las asignaturas de primer año y en ese ramo les pregunto: ¿por qué escogen esta carrera? Más del 50% de las y los estudiantes dicen que en la escuela eran ayudantes, es decir, las y los otros profes de sus compañeras y compañeros”, señala. Seguro que esa experiencia despertó el amor de sus estudiantes por enseñar.

“Ante la pregunta anterior, surge el tema de lo complejo que es optar por ser docente, y de cómo tener potencial matemático hace que algunas familias presionen a sus hijas e hijos para seguir carreras de mayor prestigio social. De hecho, es el caso de un grupo de estudiantes de otras carreras, que luego se cambian a pedagogía porque la vocación es más fuerte”, indica.

Su principal línea de investigación aborda los procesos de exclusión y de inclusión, dentro de la educación matemática y la formación de profesores de matemática. Para esto aborda la modelación matemática, práctica social que ha permitido la construcción de conocimiento matemático y que vincula  la matemática con el cotidiano de las personas.

“Con modelación podemos atender a comunidades diversas, siempre y cuando estemos conscientes y consideremos su identidad y la pluralidad epistemológica. Por ejemplo, podemos abordar qué elementos toman en cuenta las personas con discapacidades auditivas o visuales para trasladarse o qué toman en cuenta las comunidades mapuches para observar el cielo. Es el cómo construyen y usan el conocimiento matemático”, relata.

En este marco, la Dra. Soto ha escrito los libros “Cosmovisión mapuche y el mundo de las gráficas” y “El discurso matemático escolar: la adherencia, la exclusión, y la opacidad”, y ha editado dos libros con equipos de docentes: “Situaciones de modelación educativa” y “Educación matemática interdisciplinar en el aula”. Actualmente trabaja en temáticas de género en el aula, apuntando a contribuir a los estudios de aula inclusiva.

“La matemática que estamos enseñando en el aula tiene una argumentación hegemónica, faltan marcos de referencia. No podemos desconocer la historia, nuestra cultura y cómo influyen en esa construcción de conocimiento. Si estamos en una cultura androcentrista con todas sus formas de dominación y exclusión, por supuesto que vamos a tener como resultado un conocimiento que se expresa de igual forma”, manifiesta.

Es en el cómo se socializan los saberes donde la doctora plantea que hay que hacer una revisión. “La falta de referentes mujeres en matemática, de las cuales se hablen en la escuela, es un aspecto a considerar, pues podría enviar un mensaje al estudiantado que implique que no han existido (mujeres referentes) en el desarrollo de la matemática a lo largo de la historia, lo que no es cierto”.

“La enseñanza y socialización del conocimiento científico, en particular de la matemática, ha carecido de perspectiva de género. Por tanto, es algo que tenemos que cuestionarnos, ¿cómo transformamos la Educación Matemática para que realmente podamos incluir y cautivar a las niñas y jóvenes para estudiar matemáticas y/o que sigan carreras científicas? Bueno, la modelación es mi apuesta para atender la inclusión en el aula, que permite considerar las pluralidades en la construcción de conocimiento matemático”, reflexiona.

Ante la auto-exclusión de mujeres de esta disciplina, debido a las presiones de una cultura exitista en la cual deben rendir más que los hombres, la académica destaca que en su experiencia lo importante es no compararse, más bien propiciar la colaboración y no la competencia.

“La comparación con los pares hace mucho daño a nivel emocional, a nivel laboral. Uno tiene que centrarse en contribuir, hacia allá deberíamos remar, y para eso el trabajo colaborativo tiene que ser una convicción. Eso te permite generar equipos sólidos y aportar a la sociedad”, finaliza.

El pasado 24 de mayo se dio inició al ciclo de talleres del Programa “Growing Up: Cuéntanos tu idea!”, que busca que estudiantes de pregrado y postgrado de alguna de las facultades de ciencias adscritas al Consorcio Science Up (PUCV, UCN y USACH), adquieran los conocimientos básicos de emprendimiento e innovación, y puedan desarrollar una idea o proyecto de base científico-tecnológico.

En este primer taller, se contó con la bienvenida de parte de los Gestores(as) Tecnológicos(as) del Eje de Vinculación con el Entorno Socioeconómico de Science Up; entre ellos, Diego Monteza y Franco Lisboa de USACH, Daniel Troncoso de UCN y Sofía Cuevas y Cristóbal Balada de la PUCV.

Durante la sesión, los profesionales se presentaron y se abordaron los códigos y reglamentos en materia de acoso vigentes en la PUCV, UCN y Usach, los que fueron explicados en profundidad por Vania Riquelme, profesional del Eje de Liderazgo y Participación Femenina de la PUCV.

Por otro lado, María José Henríquez, coordinadora general de Science Up, se refirió a este ciclo de talleres, destacando que: Este ciclo de talleres está pensado y diseñado para generar un primer acercamiento del estudiantado de nuestras facultades de Ciencias a los conceptos básicos de i+e, aplicados en un contexto científico-tecnológico. Además, son talleres dinámicos y participativos, en los que se propicia la interacción entre quienes se adjudicaron proyectos. En este momento tenemos 130 estudiantes de las tres universidades, quienes se adjudicaron una plaza en este ciclo de talleres, por lo que queremos aprovechar esta diversidad de carreras, disciplinas, así como también de territorios y realidades, para generar trabajo colaborativo e interdisciplinario que enriquezca el aprendizaje de quienes cursarán el Programa Cuéntanos tu Idea!

Autoconocimiento y habilidades 

Este primer taller estuvo dirigido por Daniel Troncoso, Gestor Tecnológico de la UCN, quien comenzó la sesión explicando los resultados de aprendizajes que se espera que adquieran con los talleres. Además, a través de la plataforma Menti, realizó un diagnóstico para evaluar el grado de conocimiento del estudiantado sobre conceptos básicos de innovación, emprendimiento y tecnologías.

Más adelante, se generaron instancias de diálogo en las que los estudiantes pudieron conocerse entre sí, compartir sus aspiraciones, áreas de interés y motivaciones sobre el emprendimiento, todo en el contexto de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU que seleccionaron al inscribirse en el programa.

Por otro lado, entendiendo que el trabajo en equipo es una capacidad fundamental para emprender, el Gestor Tecnológico, Daniel Troncoso, explicó los diferentes tipos de personalidades, destacando la importancia de reconocer las habilidades individuales para aplicarlas al momento de integrar un equipo de trabajo.

Finalmente, este ciclo de talleres se extenderá hasta el 10 de junio, el horario es de 17:00 a 18:30 horas, los días lunes y viernes. El detalle de las fechas de los talleres restantes es el siguiente:

La medalla Fields es la mayor distinción a nivel mundial que se otorga en el campo de las Matemáticas. Este premio, establecido en 1936, ha tenido 55 ganadores hasta el año 2014. La número 56 fue la primera mujer en la historia en recibirlo: Maryam Mirzakhani.

Un hito que para el Comité de Mujeres y Matemáticas de la Unión Matemática Internacional rompió el techo de cristal en esta disciplina. En 2018, esta organización respaldó la solicitud de la Sociedad Matemática Iraní para establecer el Día de la Mujer Matemática en honor a Mirzakhani, un año después de su fallecimiento. Invitación a reflexionar sobre la participación de las mujeres en este campo mientras se celebraba su vida al conmemorar su nacimiento: 12 de mayo.

Hoy en día, sigue siendo controvertido hablar sobre las razones detrás de la escasa presencia de mujeres en las matemáticas y otras disciplinas STEM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas por sus siglas en inglés). Algunos argumentan que se debe a la falta de interés de las mujeres en el área, sin embargo, estudios sobre el rendimiento académico escolar están desafiando esta percepción.

La Dra. Lorena Espinoza Salfate lideró un estudio internacional en Chile realizado por la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) llamado Teaching and Learning International Survey (TALIS). Este proyecto analizó las clases de matemáticas en escuelas secundarias de 8 países, con una muestra representativa de 134 docentes en Chile. Un estudio cuyo objetivo es avanzar en conjunto para mejorar el desempeño escolar, al cual el equipo chileno incluyó el foco de género.

“Los profesores y profesoras de Educación Media dialogan, generan más conexiones y estimulan más la participación de varones. Cuando dan la palabra, normalmente son los hombres quienes la toman. Las niñas se restan. Esto responde a un proceso que empieza en los primeros años de escolaridad de una manera tenue, pero se va enfatizando conforme avanzan. Si uno ve una clase de cuarto básico ves que participan más niñas, pero ya son menos que las que participan en segundo básico. En octavo ya están calladas”, expresa la también Directora del Centro de Investigación Felix Klein, quien estuvo hablando de este tema con Mirna Schindler en el programa radial Sin Pretexto.

Esto puede responder al denominado contrato didáctico, señala la investigadora, el cual desde pequeñas aprenden a leer. Un concepto propuesto por Guy Brousseau en los ‘70, que hace referencia a los hábitos esperados por docentes y estudiantes en un ambiente de enseñanza y aprendizaje. Reglas explícitas e implícitas que se dan dentro del aula, abordadas por Basil Bernstein, señalando que estas son una reproducción de la inequidad que hay fuera de la escuela dentro de la misma, señala la experta.

La investigación de la Dra. Daniela Soto Soto aborda la exclusión/inclusión dentro de la educación matemática. En esta línea de investigación aborda otras sublíneas, como la modelación como una práctica que permite hablar de inclusión pues es una práctica humana, el cual aborda cómo las personas abordan los problemas del quehacer cotidiano y aplican formulaciones matemáticas para resolverlos, muchas veces sin percibirlo.

Una indagación que considera las variables sociales y culturales que abordan a las comunidades, trabajando en el último tiempo con pueblos originarios y otras comunidades, considerando su propia forma de modelar, que contrasta con otras poblaciones con condiciones que norman el aprendizaje hoy. Estudios en los cuales la perspectiva de género está presente.

“La matemática que se enseña en las aulas tiene una argumentación hegemónica, centrada en los objetos matemáticos y sin marcos de referencia. Esto provoca un tipo sutil de exclusión. La pregunta es cómo se genera y qué podemos hacer para crear un aula inclusiva. Por eso es tan importante considerar a la escuela y a las poblaciones diversas como  comunidades de conocimiento y reconocer las prácticas que permiten la construcción de conocimiento para desarrollar una verdadera inclusión educativa”, señala la Jefa de Carrera de Pedagogía en Matemáticas y Ciencias de la Computación.

Para abordar estas brechas, ambas investigadoras han propuesto soluciones innovadoras. La Dra. Espinoza ha liderado proyectos del Ministerio de Educación, colaborando con docentes a nivel nacional para implementar cambios efectivos en las aulas. Por otro lado, la Dra. Soto se ha centrado en la formación de las nuevas generaciones de profesores y profesoras de matemáticas, desarrollando propuestas interdisciplinarias que incorporan la perspectiva de género en el diseño de la enseñanza, además de ser Coordinadora del Eje de Liderazgo y Participación Femenina del proyecto Ciencia e Innovación para el 2030, Consorcio Science Up.

Sheyla Guzmán, investigadora del Departamento de Ciencias Farmacéuticas de la Facultad de Ciencias UCN, obtuvo reconocimiento del programa “Ingeniosas”. 

En su cuarto año consecutivo, el programa Ingeniosas se desarrolló en Antofagasta en 2024, con el apoyo de Escondida , BHP. Esta iniciativa busca fomentar el interés por la ciencia y la tecnología en niñas y adolescentes de la región, con una serie de hitos a lo largo del año.

El primer hito del año comenzó en febrero, coincidiendo con el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia, con la tercera versión del concurso «Ciencia para Todas». Este concurso está dirigido a niñas y adolescentes de Antofagasta, y las invita a ilustrar la ciencia en su región inspiradas por el trabajo de científicas locales. Este año, las participantes se centraron en la vida y obra de ocho mujeres destacadas en STEM de Antofagasta.

Entre las científicas destacadas se encuentra Sheyla Guzmán, investigadora postdoctoral en el Departamento de Ciencias Farmacéuticas de Science Up. Sobre este reconocimiento, Sheyla mencionó que: “Fue inesperado, emocionante y conmovedor. El ver que las niñas te ven como referente es increíble y a la vez un desafío, el cual incentiva a seguir aportando de manera activa y acercar la ciencia a la comunidad. Creo que es fantástico que existan estas instancias, en donde la comunidad y especialmente niñas puedan conocer referentes en STEM, que han sido igual que ellas, esto las acerca y hace que si tienen el sueño de ser científicas sea totalmente alcanzable”.

Continuó agregando que: “Al ser un concurso de mujeres en STEM ayuda a disminuir la tan temida brecha de género que aún nos persigue (aunque mucho menos), y finalmente esa es nuestra labor hacer camino a las futuras mujeres en STEM”.

La investigadora originaria de María Elena, Antofagasta, ha sido reconocida como una inspiración para cientos de niñas que han ilustrado su vida como científica. Recientemente, obtuvo su doctorado en Ciencias Biológicas, investigando la relación entre los microorganismos del aparato digestivo y el autismo, un trastorno que afecta las habilidades sociales y comunicativas. Su estudio representa un avance significativo en la ciencia, combinando sus dos grandes pasiones: la química y la salud.

Nota con información obtenida de  aquí

En el marco del Día del Mundial del Medio Ambiente:

La Dra. Laura Pino invitada por la Facultad de Química y Biología de la Universidad y apoyada por el Eje de Liderazgo y Participación Femenina del Consorcio de Science Up, impartirá una conferencia el 5 de junio sobre el papel de la mujer como agente de cambio y su contribución en diversos  sectores con enfoque en la conciencia ambiental.

Hoy es indiscutible que el Cambio Climático es una realidad, y nos enfrentamos como humanidad a una situación nunca antes vivida. Es un fenómeno global, pero sus impactos son locales y diferenciados en cuanto a los sectores más vulnerables.

Como es el caso de las mujeres, que  enfrentan mayores riesgos y vulnerabilidades, desde distintos frentes: desde sus características fisiológicas, desde su maternidad, y tareas domésticas y de cuidado, desde sus desigualdades económicas y educativas y desde su escasa participación en espacios de toma de decisiones.

Esta realidad es relevada en el ensayo titulado “Mujeres frente al Cambio climático y Eventos Climáticos Extremos”, escrito por  la Dra. Laura Pino, docente de Química verde, Gestión Integral de Residuos y Microbiología Ambiental en la Universidad Nacional del Litoral, Argentina. El ensayo ganó el primer lugar en el Concurso Federal de Cultura para la Acción Ambiental en Argentina, compitiendo entre más de 300 trabajos presentados.

La Dra. Pino estará en la Universidad de Santiago invitada por la Facultad de Química y Biología a través del Proyecto USA21991, para presentar la Charla magistral: “Mujer y cambio climático”. La actividad se realizará el día 5 de junio a las 14:30 hrs en el Auditorio del Edificio Eduardo Morales Santos (REMS) donde se abordarán las temáticas planteadas en su ensayo con una visión latinoamericana.

“La relación entre la problemática ambiental y las mujeres es profunda y relevante. Las mujeres, especialmente en comunidades rurales e indígenas, juegan roles cruciales en la conservación y gestión sostenible de recursos naturales”, señala la Dra. Iriux Almodovar, académica del Departamento de Ciencias del Ambiente de la Facultad de Química y Biología, quien invitó a la doctora trasandina por medio del Proyecto USA21991.

La Dra. Almodovar,  agrega que a menudo  las mujeres son las más afectadas por desastres ambientales y desigualdades de género, pero también son agentes de cambio en la lucha contra estos problemas, “La igualdad de género y la justicia ambiental están entrelazadas, y empoderar a las mujeres en la toma de decisiones mejora la eficacia y sostenibilidad ambiental. Reconocer y fortalecer el papel de las mujeres es esencial para abordar los desafíos ambientales y construir un futuro más justo y sostenible”, subrayó.

Tal como se menciona en el ensayo premiado,  queda de manifiesto que la mujer no solo se ve impactada por el cambio climático desde una perspectiva diferente,  sino que a la vez es un agente de cambio y realiza aportes en la ciencia, la industria y emprendimientos con conciencia ambiental, la comunicación, entre otros campos, los cuales se exponen en el escrito  con ejemplos reales.

La charla es patrocinada por el Eje de Liderazgo y Participación Femenina del Consorcio de Science Up.

El pasado 17 de mayo, en el Curauma Makerspace se realizó la bienvenida a las y los estudiantes que conformarán la primera generación de Delegados/as Science Up de la Facultad de Ciencias PUCV.

Esta iniciativa surgió con el objetivo de fomentar la colaboración entre el estudiantado y el proyecto, promoviendo la participación activa de los estudiantes en los programas e instancias de innovación y emprendimiento (i+e) generados desde el Consorcio Science Up.

La bienvenida estuvo dirigida por la coordinadora general, María José Henríquez; los profesionales del Eje de Vinculación con el Entorno Socioeconómico, Sofía Cuevas y Cristobal Balada; y el profesional a cargo del Eje de Armonización Curricular, Maverick Gayoso. Durante la reunión, las y los estudiantes pudieron conocer más sobre el proyecto y las principales actividades que se realizan durante el año en torno a los ejes de trabajo.

La convocatoria contó con un total de 16 postulantes, de los cuales, seis estudiantes fueron seleccionados para representar a sus respectivas Unidades Académicas.

Sobre esta convocatoria y sus positivos resultados, la coordinadora general señaló que: “Para Science Up es de gran interés esta iniciativa, ya que nos permite estrechar lazos con los principales beneficiarios de las actividades que organizamos desde el Consorcio. Para nosotros, llegar al estudiantado, escuchar sus inquietudes e intereses y conocer de primera fuente sus necesidades es un logro que esperamos alcanzar con este Programa. Además, nos pone muy felices haber tenido tan buena convocatoria de postulantes, con una gran variedad de alumnos y alumnas, queriendo formar parte del equipo Science Up y representar a sus carreras y Unidades Académicas dentro del consorcio”.

Delegados/as PUCV Science Up

Tras la revisión de las bases y el cumplimiento de ellas, les presentamos a la generación de Delegados/as:

El pasado 17 de mayo el Consorcio Science Up participó en la primera versión del Encuentro Chile 2024: Ciencia, Tecnología y Empresas, organizada por el Ministerio Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación (MinCiencia), Corfo, el Proyecto Ciencia 2030 UCH, con la participación de la Agencia Nacional de Investigación y Desarrollo de Chile (ANID).

Este evento reunió a organizaciones e instituciones públicas y privadas, tales como los Programas de Ciencia e Innovación para el 2030, Hub de Innovación y diversos centros tecnológicos I+D. En ese contexto, Science Up estuvo presente con un stand en la Feria de Ciencia, Tecnología y Empresa, instancia que permitió el intercambio con investigadores, científicos, científicas, emprendedores y actores del sector productivo.

Sobre esta participación, la profesional del Eje de Armonización Curricular Usach, Mónica Páez Iglesias, rescató la relevancia del evento, indicando que esta instancia: “permitió dar a conocer el quehacer de Science Up a la comunidad, intercambiar experiencias con proyectos similares (Ciencia e Innovación 2030) y ampliar nuestra red de contactos, tanto para enriquecer nuestros programas como para generar alianzas que nos permitan vincularnos con empresas, el gobierno y otras universidades”.

Por su parte, la subsecretaria del MinCiencia, Carolina Gainza Cortés, se refirió a esta nueva edición, destacando la importancia de reunir a la academia y las empresas, en pos de un desarrollo productivo sostenible del país: “es una gran oportunidad para justamente poner en la conversación la importancia de desarrollar conocimiento y ciencia que apunten a los problemas que tiene el sector productivo, que puedan ayudar a resolverlos, y que también nos ayuden a encontrar soluciones sostenibles, que impacten positivamente en nuestros ecosistemas”.

Finalmente, pudimos dialogar con Jovanka Trebotich Zúñiga, Coordinadora de Innovación de Know Hub Chile y, además, integrante de la Red de Mentoras Science Up, quien se refirió a los grandes beneficios de este encuentro, pues permite generar redes de contacto en el sector y fortalecer las alianzas existentes.

Durante el 11 de mayo, el Cine Insomnia en Valparaíso fue el lugar de encuentro de más de 100 personas, en el marco del Día Internacional de las Mujeres en Matemáticas. Esta actividad fue organizada por el Instituto de Matemáticas PUCV, junto con el Consorcio Science Up, el Proyecto InES Género, la Dirección de Género PUCV y el Capítulo SIAM PUCV.

Science Up instaló un stand de difusión con la participación de los profesionales y gestores tecnológicos del equipo PUCV del Consorcio, quienes entregaron merchandising conmemorativo de la película y del día internacional de las mujeres en matemáticas (12 de mayo), además de compartir con los asistentes los lineamientos y objetivos principales del Eje de Liderazgo y Participación Femenina de Science Up.

Además, la jornada estuvo marcada por el estreno de la película “El Teorema de Marguerite”, que contó con una alta participación de estudiantes secundarios, académicos, académicas de distintas universidades de la región de Valparaíso y público en general.

Durante el evento, se llevó a cabo el foro “Conversando con Mujeres en Matemáticas”, integrado por Marcela Parraguez, académica e investigadora IMA PUCV; Belén Luke, profesora de Matemática del Colegio Liceo Bicentenario Antumapu; Valeria Méndez, estudiante Magíster en Matemáticas PUCV; y Paola Rivera, estudiante Doctorado en Matemática de la Universidad de Santiago de Chile (USACH), quienes compartieron sus trayectorias y reflexionaron sobre los obstáculos que enfrentaron al dedicarse a esta disciplina científica.

Sobre esta exitosa jornada, Paulina Sepúlveda, académica y jefa de Vinculación IMA PUCV, indicó que “nuestra idea es inspirar y motivar tanto a estudiantes escolares para que se interesen en las matemáticas y consideren carreras relacionadas con este campo. Al mismo tiempo queremos generar conciencia sobre la significativa contribución de las mujeres en las matemáticas al público general de Valparaíso. Además, a través de conversatorios y concursos, buscamos promover y reconocer los logros de las mujeres en esta disciplina”.

Tras concluir la exhibición de la película, se realizó la premiación de los concursos conmemorativos realizados por el Instituto de Matemáticas PUCV, que tuvo como ganadores a estudiantes de distintos colegios, liceos y universidades a lo largo del país.