Universidad católica de Valparaíso Universidad de Santiago Universidad Católica del Norte
Corfo Gobierno de Chile
menu close
X

Avances, dificultades y desafíos en ámbitos curriculares, especialmente en Innovación y Emprendimiento, fueron parte de este encuentro anual, donde la Dra. Brenda Modak Canobra presentó los resultados de Science Up.

En enero de 2024, se llevó a cabo en la Universidad de Santiago el Encuentro de Decanas y Decanos del Consejo de Rectoresde las Universidades de Chile (CRUCH). El Evento fue organizado por la Facultad de Química y Biología de la Usach, quienes brindaron espacio a los Ejes de Armonización Curricular (AC) de los proyectos Ciencia e Innovación para el 2030, entre ellos el Consorcio Science UP, quien fue representado por la Dra. Brenda Modak Canobra.

“Hablar de estos temas con Decanos y Decanas de Ciencia sirve para dar cuenta de las fortalezas y también de las debilidades con las que nos encontramos al llevar a cabo la Armonización Curricular entre universidades, incluso dentro de carreras y programas de postgrado de una misma universidad, dada la diversidad de reglamentos y modelos educativos”, señaló la Dra. Modak, quien es Coordinadora del Eje de Armonización Curricular del Consorcio Science Up en la Usach.

De acuerdo a su experiencia, esta instancia permitió generar una discusión sobre la necesidad de que las universidades dialoguen en la búsqueda de acuerdos para avanzar en educación e investigación multidisciplinaria y/o interdisciplinaria, especialmente en el área de innovación y emprendimiento, donde los países desarrollados nos llevan muchísima ventaja.

“Si queremos avanzar, es necesario el trabajo conjunto de las universidades, para unir talentos, infraestructura, recursos, oportunidades y lograr metas que, por separado, sería difícil alcanzar”, señaló la también Vicedecana de Docencia y Extensión de la Facultad de Química y Biología Usach.

La  presentación de estos temas dio espacio a todas las universidades que participan en Ciencia e Innovación para el 2030. Oportunidad en la que mostraron su estado de avance en esta materia. En este contexto, el Consorcio Science Up destacó por la cantidad de iniciativas realizadas en este período.

“Me atrevería a decir que tenemos muchos más avances que los demás consorcios y universidades, dado que hemos realizado una gran cantidad de actividades, como cursos dirigidos a estudiantes y académicos/as, concursos, proyectos, creación del minor en innovación y emprendimiento, entre otras”, destacó.

No obstante, también se tomó un momento para reflexionar sobre los obstáculos propios de la característica que implica la estructura de un Consorcio que reúne a las tres universidades.

“A pesar de los grandes logros, no estamos exentos de dificultades, como es el hecho de la imposibilidad de realizar actividades presenciales con las tres universidades juntas, dada la distancia entre una y otra”, planteó. Impedimentos que forman parte de los desafíos para los siguientes tres años de la segunda fase de implementación del proyecto.

El evento fue liderado por la Decana Facultad de Química y Biología, Dra. Leonora Mendoza Espíndola, quien actualmente preside el Consejo de Decanas y Decanos del CRUCH; y contó con la presencia de la Subsecretaria de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación, Carolina Gainza Cortés.

En la instancia participaron autoridades de las siguientes universidades: Universidad Católica del Norte, Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, Universidad Metropolitana de Ciencias de la Educación, Pontificia Universidad Católica de Chile, Universidad Tecnológica Metropolitana, Universidad Arturo Prat, Universidad de Concepción, Universidad de La Serena, Universidad de Antofagasta, Universidad Católica de la Santísima Concepción, Universidad de Playa Ancha, Universidad de La Frontera, Universidad de Valparaíso, Universidad de Talca, Universidad Católica del Maule, Universidad de Atacama, y la anfitriona Universidad de Santiago de Chile.

Nota realizada con información de Enzo Borroni Ricardi, periodista Usach.

Una referente en la historia de la biolixiviación de minerales compartió su experiencia con la comunidad de Facultad de Química y Biología de la USACH, mostrando cómo las diferentes facetas de su liderazgo la ayudaron a impulsar su investigación.

Buscando compartir la experiencia de la Dra. Cecilia Demergasso Semenzato, Directora Centro de Biotecnología de la Universidad Católica del Norte (UCN), se desarrolló en diciembre en la Universidad de Santiago de Chile la charla “Liderazgo y Emprendedor”. En esta instancia, los asistentes pudieron conocer cómo desde su centro se ha trazado un camino para gestar conocimiento en el territorio que pueda convertirse en herencia social.

“Es importante tener espacios para compartir nuestras experiencias. Si alguna vez estudiantes se encuentran con los problemas que yo me encontré, es bueno que sepan que otro más los tuvo y que conozcan la forma en que yo lo solucioné, no solo para que la utilicen, sino para que se animen a solucionarlo de otra manera, que no se queden con el problema”, expresó la Dra. Demergasso.

Este evento se desarrolló en el marco del proyecto Innova en el Aula de la Dra. Claudia Ortiz Calderón y Pamela Lisboa de la USACH, convocatoria del Eje de Armonización Curricular que persigue fomentar la innovación y el emprendimiento en el aula. Su visita formó parte de las charlas programadas para estudiantes de Bioquímica, actividad que luego se abrió a la comunidad universitaria.

“Esta charla tiene la intención de ser una de las herramientas en el conjunto de recursos que desarrollamos para este proyecto. En ese sentido, también cruzamos el liderazgo y la participación femenina, para incentivar a nuestros y nuestras estudiantes que sí tienen una idea, si tienen ganas, si tienen pasión por lo que hacen, sigan adelante”, reflexionó la Dra. Claudia Ortiz Calderón, también Coordinadora del Eje de Liderazgo y Participación Femenina de Science Up.

El Centro de Biotecnología de UCN es uno de los más destacados a nivel nacional e internacional en el desarrollo de innovación orientada a la biominería y biotecnología. Una institución referentes en el área que también ha formado a decenas de investigadores e investigadoras, como es el caso de la profesora Pamela Lisboa, quien destacó del liderazgo de la Dra. Demergasso la posibilidad de vincularse desde lo humano.

“Además de ser muy relevante para la historia de la biolixiviación en el país, ella era una gran formadora de profesionales. Nos entusiasmaba. La veíamos empujar proyectos dentro y fuera de la universidad. También la veíamos exigiendo los implementos para que la ciencia progresara. Para mí eso fue muy iluminador. Su liderazgo femenino, positivo y fuerte, pero a la vez amable, tuvo un gran impacto”, destacó la profesora Lisboa.

Una figura destacada en la historia de la biolixiviación de minerales compartió su experiencia con la comunidad de la Facultad de Química y Biología de la USACH, mostrando cómo las distintas facetas de su liderazgo contribuyeron a impulsar su investigación.

“Podemos continuar con la minería incluso cuando no tengamos mineral, porque contamos con la experiencia. El conocimiento que hemos desarrollado tenemos que aprovecharlo, porque es una herencia del territorio. Hay que apostar por la innovación como un área de desarrollo”, subrayó la Dra. Demergasso.

QuantumColor y SensiVivo, en la categoría de innovación en ciencia y tecnología, y GeoSpace Math, en la categoría de innovación social, fueron los tres equipos ganadores, quienes fueron apoyados en sus distintas etapas por Science Up.

En enero se desarrolló la gran final de Despega Usach 2023. Un concurso en el cual se inscribieron 250 proyectos inscritos, con representantes de la mayoría de las carreras de pregrado y postgrado de esta Universidad. Una iniciativa que contó con el apoyo de los programas Growing Up y Bootcamp Science UP.

“Este año fue muy sacrificado, muy duro, pero también fue muy enriquecedor y de mucho crecimiento, que conllevó alegría y metas y objetivos alcanzados”, destacó el CEO del proyecto finalista ComparaME-D, Rodrigo Palape Astorga, estudiante de Química y Farmacia.

A la final llegaron cinco equipos finalistas de las facultades adscritas al Consorcio. Entre ellos, tres fueron los proyectos ganadores. Uno fue QuantumColor, de la Facultad de Química y Biología, quienes propusieron una pintura fotovoltaica para generar energía de manera sostenible; y otro fue GeoSpace Math, de la Facultad de Ciencia, quienes desarrollaron un kit escolar de bajo costo para enseñar física espacial de una manera más interactiva.

“Con Growing Up logramos realizar el prototipo, que presentamos. Ahora, con los recursos del Despega, queremos reducir los costos y comenzar a desarrollar más unidades para comenzar la implementación en colegios”, señaló Yerko Jelcic Iturra, CEO de GeoSpace Math, destacando el trabajo con estudiantes de pedagogía, a cargo del desarrollo de las guías pedagógicas.

La tercera iniciativa ganadora fue SensiVivo, de la Facultad de Química y Biología, quienes propusieron una crema hidrogel contra el acné a partir de un aceite esencial de ciprés de Guaitecas, que presenta propiedades antibióticas y antiinflamatorias. Entre las innovaciones propuestas, está el uso de las ciclodextrinas, que les permite reducir la irritación propia de estos aceites, tener menos excipientes y la liberación controlada del tratamiento. Producto formulado además libre de sufrimiento animal.

“Yo vengo desde el Growing Up Cuéntanos tu idea y luego el Ejecuta tu idea, pasé al Bootcamp y ahora el Despega Usach. Ha sido un proceso largo, un proceso donde muchas veces se sentía el cansancio, pero siempre con la convicción de que se podía sacar el proyecto adelante”, relató Gabriela Contreras Pulgares, CEO de SensiVivo y estudiantes de Química y Farmacia.

En el auditorio de la Escuela de Negocios y Economía PUCV, se llevó a cabo la Ceremonia de Cierre de la etapa 2021-2023 del Consorcio Science Up, proyecto integrado por la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso (PUCV), la Universidad de Santiago (Usach) y la Universidad Católica del Norte (UCN), financiada por CORFO y la Agencia Nacional de Investigación y Desarrollo de Chile. 

Durante la instancia, las autoridades universitarias de cada Universidad firmaron el compromiso de renovación del acuerdo de ejecución consorciada del proyecto para el periodo 2024-2026, acto que fue encabezado por el Rector de la PUCV, Nelson Vásquez Lara; el Vicerrector de Investigación y Desarrollo Tecnológico de la Universidad Católica del Norte, Rodrigo Sfeir Yazigi, y el Vicerrector de Investigación, Innovación y Creación de la Universidad de Santiago de Chile, Jorge Pavez Irrazabal. 

Sobre esta firma de convenio, el Rector de la PUCV, agradeció los esfuerzos realizados por las personas que conforman el Consorcio, destacando el impacto que esto podría generar en el sello que cada universidad.

“Estos desafíos que se emprenden son relevantes para el país y en definitiva para los estudiantes que se forman con nosotros. Las tres universidades tenemos una vocación pública, como instituciones generamos las oportunidades a las personas, el cambio, que es finalmente donde está la verdadera justicia social”, expresó el Rector.

Asimismo, el Vicerrector de Investigación y Desarrollo Tecnológico de la Universidad Católica del Norte, Rodrigo Sfeir Yazigi, rescató la relevancia del proyecto, porque permite funcionar colaborativamente con la PUCV y la USACH, compartir experiencias e ir avanzando en conjunto. 

“Creo que las transformaciones curriculares que estamos gestando desde este proyecto son muy relevantes para nuestros estudiantes. Buscamos que estos conceptos sean un componente más y que cuando el medio vea a nuestros estudiantes identifiquen en ellos, en su forma de pensar, en su forma de actuar, estas características”, expresó el vicerrector Sfeir. 

El Vicerrector de Investigación, Innovación y Creación de la Universidad de Santiago de Chile, Jorge Pavez Irrazabal, señaló que “para nuestra institución, formar parte de este Consorcio ha sido una experiencia realmente notable y revitalizadora, ya que le dio un nuevo impulso y un nuevo sentido a la investigación en ciencia y tecnología que nuestras unidades académicas realizan”. 

En esta ocasión, la autoridad aprovechó de compartir un mensaje entregado por el Rector de la USACH, Dr. Rodrigo Vidal Rojas: “él me transmitió su interés por seguir aportando y entregando lo mejor de nuestra institución para seguir acercando el mundo de la ciencia a las personas. Sigamos trabajando juntos y juntas para avanzar hacia el futuro de la ciencia, más conectada, innovadora y comprometida con los desafíos de nuestro país”.

Cuenta Periodo 2021-2023 de Science Up

En la ocasión, el Director Ejecutivo del Consorcio Science Up, quien desde enero de este año asumió como Vicerrector de Investigación, Creación e Innovación (VINCI), Dr. Luis Mercado Vianco, realizó la cuenta pública de los avances alcanzados en los tres años de ejecución. 

Fue justamente él quien realizó el discurso de apertura de la ceremonia, expresando el anhelo del Consorcio Science Up desde sus inicios: “que tanto estudiantes como académicos y académicas, adquieran las competencias necesarias para el desarrollo de la innovación y el emprendimiento de base científica-tecnológica”.  

Dentro de los logros, se destaca el cumplimiento de los objetivos e indicadores propuestos, en torno a las actividades desarrolladas por los cuatro ejes de trabajo; Liderazgo y Participación Femenina (LPF), Armonización Curricular (AC), Vinculación con el Entorno Socioeconomico (VESE) y Gobernanza. 

“Hemos tenido una progresión importante en estos últimos años, gracias a que en los primeros, hubo mucho trabajo y muchas actividades que buscaban preparar las herramientas que finalmente se desarrollaron de forma masiva en 2023, que con su consolidación, esperamos que en la siguiente etapa estos números se incrementen”, señaló el Dr. Mercado.  

En ese contexto y a modo de ejemplo, se destacó que durante la etapa 2021-2023, 721 estudiantes y 558 académicos y académicas resultaron beneficiados por iniciativas, convocatorias y programas Science Up. Asimismo, existieron 39 proyectos liderados por mujeres en I+D, 35 empresas participaron en actividades del Consorcio, y se generaron y/o actualizaron 3 minors en i+e a partir del panel de competencias y resultados de aprendizaje consorciado. 

Finalmente, con la firma de este convenio, se da inicio al período 2024-2026 de la ejecución del proyecto, el cual presenta nuevos desafíos y objetivos. 

“Fue una manera de alentarnos a seguir nuestros sueños y saber que el género no es un impedimento”, señalaron las participantes acerca de la actividad que fue parte de los objetivos que se planteó la Facultad de Química y Biología este 2023.

Una valiosa jornada se registró en la Facultad de Química y Biología, quien cerró su ciclo de charlas “Científicas”, en el cual generaciones interesadas en seguir el camino de científicos compartieron con académicas en torno al rol de la mujer y las ciencias. Cinco actividades organizadas por la Dirección de Vinculación con el Medio en conjunto con el Eje de Liderazgo y Participación Femenina de Science Up.

“Para nosotras, trabajar estos temas nos enriqueció. Ser testigo de cómo las investigadores pudieron abordar con ellas temas tan complejos como la conciliación de las labores de cuidado y maternidad con sus carreras, pero también como las estudiantes expusieron sus anhelos exponiendo los aportes de las mujeres en temáticas tan contingentes como el medio ambiente y los desafíos del futuro, nos retroalimentan”, expresó la profesional del Eje de Liderazgo y Participación Femenina, Natalia Aguayo León.

Este ciclo de charlas se desarrolló desde agosto a diciembre de 2023, teniendo como participantes en la cita final a estudiantes del Liceo Técnico Clelia Cavel Dinator, Colegio Presidente Balmaceda y Liceo Bicentenario Francisco Bilbao Barquín. Las académicas invitadas en esta ocasión fueron la Decana de la Facultad de Química y Biología, Dra. Leonora Mendoza Espíndola, y la académica del Depto. de Química de los Materiales, Dra. Karen Manquian Cerda.

“La actividad reúne a escolares que se desarrollan en entornos muchas veces vulnerables, por lo que se encuentran con diversas barreras para seguir una carrera científica y para formarse en la educación superior en general. Enfrentan dificultades económicas, labores de cuidado, embarazos durante la adolescencia, entre otras. Esta iniciativa permite mostrarles que, a pesar de ello,  la universidad es un espacio de oportunidades al que es factible que accedan para formarse como científicas“, rescató el Administrador del proyecto Ciencia e Innovación para el 2030, Consorcio Science.

Una iniciativa que logró inspirar en las escolares, quienes señalaron que este ciclo “significó el ponerme a pensar en profundidad con respecto a lo que quiero en mi vida como mujer científica, el sentirme capaz de lo que quiero lograr y el decir ‘yo puedo’ e ignorar los prejuicios de la sociedad” y “fue una manera de alentarnos a seguir nuestros sueños y saber que el género no es un impedimento”.

Nota original de Nicolás Gaona, periodista de la Facultad de Química y Biología Usach.

A través de talleres, conversatorios e instancias de networking, estudiantes de pregrado, postgrado y enseñanza media, intercambiaron experiencias en esta actividad impulsada por organizaciones que surgen en la Facultad de Ciencia y que fue patrocinada por Science Up.

Con una positiva asistencia, se llevó a cabo el II Workshop del Círculo de Mujeres en Física y Matemática. Una jornada realizada el 20 de diciembre de 2023, la cual fue organizada por esta iniciativa con la Dirección de Vinculación con el Medio de la Facultad de Ciencia y el Eje de Liderazgo y Participación Femenina del Consorcio Science Up, el cual ofreció valiosos espacios de formación y de generación de redes de colaboración.

“Se agradece la existencia de estos espacios de visibilización. Es importante contar con una red de contención, un lugar donde compartir experiencias cuando las carreras se ponen difíciles”, relató la estudiante de Ingeniería Física, Fernanda Jiménez, quien es integrante activa del Círculo de Mujeres en Física y Matemática.

Este evento es una iniciativa del Círculo de Mujeres en Física y Matemática, instancia horizontal conformada en 2022 por académicas, investigadoras, docentes y estudiantes de la Facultad de Ciencia de la Usach. Instancia formativa que es parte de las acciones que han emprendido para alcanzar su objetivo inicial, potenciar a sus integrantes, que en su segunda versión han decidido abrir a la comunidad, invitando a mujeres científicas de otras universidades y escolares.

Una actividad refleja el crecimiento de esta organización, según cuenta sorprendida y orgullosa su coordinadora, la Dra. Carla Hernández Silva. Logro que asocia a la motivación de las estudiantes que se han sumado, cuyo entusiasmo ha impulsado al Círculo. Académica que en el desarrollo de esta instancia ejercía un triple rol, pues además es Directora de Vinculación con el Medio de la Facultad de Ciencia y Coordinadora del Eje de Liderazgo y Participación Femenina de Science Up.

“Creo que el hecho de poder estar en esos tres escenarios, en parte, es un desafío triple, porque hay muchos objetivos a los cuales tributar a la vez. Pero por otra, es también una muy buena oportunidad de generar impacto, porque en el fondo son objetivos compartidos”, relata la profesora Hernández-Silva.

El evento contó con un nutrido programa que abarcó talleres y charlas, sumado a instancias de conversatorio y co-work, donde los participantes tuvieron la oportunidad de intercambiar valiosas experiencias.

“Reconozco la importancia de este curso en dos momentos. El primero, el reconocernos como mujeres en la ciencia, y en segundo, las relaciones que se forman. En este camino a veces oscuro de la ciencia, estas experiencias te ayudan a ver la luz al final; demuestran que se puede lograr, hacerlo bien y generar cambios siendo parte de una universidad pública”, rescató Haliafne Acosta, estudiante del Doctorado en Ciencias con mención en Matemática.

Nota original de Franco Méndez, periodista de la Facultad de Ciencia

Buscando fortalecer el perfil de sus estudiantes, la Facultad de Ciencia y la Facultad de Química y Biología crearon esta nueva certificación intermedia, ofreciendo diez cupos para la formación de su primera generación.

Desde enero y hasta marzo de 2024, el Minor en Innovación y Emprendimiento mantendrá abierta sus postulaciones (aquí). Un programa creado por la Facultad de Ciencia y la Facultad de Química y Biología, en el marco de su proyecto Ciencia e Innovación para el 2030, el cual fue diseñado considerando las características de su comunidad de pregrado.

“Esta es una certificación intermedia que da mayores capacitaciones en áreas que hoy día no se están abordando. Complementa la formación disciplinaria de nuestros y nuestras estudiantes, a quienes les invito a sumarse”, expresó la Decana de la Facultad de Química y Biología, Dra. Leonora Mendoza Espinola.

El programa es parte de los esfuerzos emprendidos por estas facultades para impulsar la innovación y el emprendimiento en sus mallas curriculares. Este se compone por cinco asignaturas, las cuales se articularán con los ramos del plan de estudio que cursen quienes sean seleccionadas y seleccionados.

“Este minor les dará a los y las estudiantes una forma distinta de cómo intersectar la ciencia con este mundo de las innovaciones y emprendimientos. Ampliará sus perfiles al posibilitar conexiones con otras disciplinas, lo que será clave para su futuro”, señaló la Dra. Galina García Mokina, Vicedecana de Docencia de la Facultad de Ciencia y una de las coordinadoras del Eje de Armonización Curricular del Consorcio Science Up.

Los requisitos para postular son: estar cursando una carrera de pregrado de por lo menos 5 años de duración y contar con los semestres suficientes para cursar el Minor sin afectar el proceso de titulación oportuna de la carrera cursada. Este último es analizado por profesionales a cargo de la implementación del Minor, ya que la articulación de asignaturas varía dependiendo de la carrera, por lo que se recomienda consultar a través del mismo formulario de postulación.  

“Quiero invitar especialmente a esos y esas estudiantes que tienen ideas dando vueltas y quieren crear algo, pero no saben cómo. Esta es la oportunidad para conocer las herramientas necesarias para llegar a ser innovadores/as y emprendedores/as en el área de la ciencia y la tecnología”, destacó la Dra. Brenda Modak Canobra, Vicedecana de Docencia de la Facultad de Química y Biología, también Coordinadora del Eje de Armonización Curricular del Consorcio Science Up.

Actualmente, se contemplan diez cupos para la primera generación de esta especialidad, la cual comenzará el primer semestre de 2024 con la asignatura “Creatividad e Innovación”.

Envía tu postulación en el siguiente enlace https://bit.ly/minorscienceup

Desde el eje de Liderazgo y Participación Femenina del Consorcio Science Up, celebramos el lanzamiento de la Colección Inspiradoras STEM; iniciativa del Ministerio de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación junto al apoyo del Ministerio de la Mujer y Equidad de Género. 

Este conjunto de cuatro libritos, está dedicado a cada una de las áreas del conocimiento del apasionante mundo STEM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas) y pretende visibilizar las trayectorias de un conjunto de veinticuatro referentes científicas chilenas.

Revisa cada librito a continuación:

Uno de los grandes desafíos al interior de nuestras comunidades universitarias a la hora de incorporar la perspectiva de género en la docencia, es justamente dar a conocer a las y los estudiantes referentes femeninos, y, sabemos que esta labor, es aún más apremiante para las áreas STEM, caracterizadas por presentar índices elevados de infrarrepresentación femenina.

Por este motivo, invitamos a la comunidad de las facultades adscritas al Consorcio a revisar y socializar este material y otros como el texto Pioneras: Mujeres que cambiaron la historia de la ciencia y el conocimiento en Chile, todos elaborados por el Ministerio de CTCI en concordancia con sus objetivos de Ciencia para el 2030.

En particular, destacamos y felicitamos la inclusión en esta colección de dos admirables científicas: Millarca Valenzuela, integrante UCN de la Red de Mentoras Science Up y María Elvira Zúñiga, académica e investigadora de la Escuela de Ingeniería Bioquímica de la PUCV.

Tras seis meses de clases, la asignatura optativa de la Facultad de Ciencias PUCV “Innovación, Ciencia y Tecnología” (BIO810), organizada e impartida por el Consorcio Science Up y Valparaíso Makerspace, finaliza sus actividades mediante la evaluación de los proyectos finales de las y los estudiantes.

La presentación final se llevó a cabo en Valparaíso Makerspace, actividad que fue moderada por Dayan Echeverría, coordinadora de dicho espacio. En total, fueron tres equipos los que presentaron sus propuestas de emprendimiento en formato Pitch, quienes abordaron distintas temáticas, desde recuperación de suelos contaminados en Quintero-Puchuncaví; una solución al consumo de micropartículas de plástico en agua; y el desarrollo de una crema tópica a base de cúrcuma para el tratamiento de hongos.

Dentro del jurado, estuvieron presentes, Nicole Galdames, coordinadora de Incubación de la Dirección de Innovación PUCV; María José Henríquez, coordinadora general de Science Up; Nicolás Mora, gestor de Innovación y Creatividad de Science Up PUCV y Rebeca Reinoso, coordinadora de ValpoXClima.

Sobre el desempeño de las y los estudiantes, Rebeca Reinoso mencionó que “es gratificante observar el compromiso de los y las estudiantes para crear soluciones a problemas complejos, aplicando de manera precisa las herramientas de innovación aprendidas durante el curso”, añadiendo que “demostraron su capacidad para poner en práctica sus conocimientos, presentando ideas inspiradoras con un alto potencial de impacto y abordando temas actuales”.

“En particular, destacó la relevancia del proyecto “Ecosuelos”. Lo que me gustó es su enfoque a largo plazo, ya que no solo proponen mecanismos para la recuperación de suelos contaminados por arsénico, sino también la posibilidad de una conversión económica beneficiosa para las comunidades de las zonas de Quintero y Puchuncaví. Este enfoque sistémico desempeña un papel fundamental en la generación de soluciones innovadoras, donde los jóvenes tienen un rol esencial como agentes de cambio por un futuro sostenible”, finalizó la profesional de ValpoXClima.

Nicolás Mora, gestor de Innovación y Creatividad de Science Up y docente de la asignatura, señaló que los proyectos presentados contaron con un buen nivel, por ser la primera vez que exponían en formato pitch.

“Si bien no hubo mucho tiempo para llevar las ideas de solución a un prototipo material, pudieron dejar en claro la importancia de sus propuestas en base a su investigación, profundización del problema y oportunidad de acción con un enfoque ligado a sus disciplinas científicas. Eso nos deja una gran satisfacción, ya que uno de nuestros grandes objetivos era transmitirles la mentalidad del pensamiento de diseño en cuanto a la profundización y cuestionamiento constante de los problemas y sus causas”, agregó el docente.

Cabe destacar que, esta es la primera generación de estudiantes de la Facultad de Ciencias en cursar esta asignatura, lo que establece un precedente significativo para el Consorcio Science Up, ya que esta asignatura constituye un aporte práctico para impulsar las competencias de i+e en estudiantes de pre y postgrado de la Facultad de Ciencias PUCV.

Durante la tercera sesión del Programa de Formación de la Red de Mentoras Science Up, compuesta por 19 mujeres científicas, la organización ComunidadMujer en conjunto con Asersentido Internacional, abordaron los dos últimos aspectos del Modelo SEDA (Sintonizar, Escuchar, Desafíar y Aportar), profundizando sobre temáticas tales como; afirmaciones, declaraciones y juicios del habla.

En palabras de Minerva Gebran, directora ejecutiva de Asersentido International, durante la sesión “practicamos la capacidad de desafiar paradigmas y creencias para que la mentee pueda crecer a través de distinguir los juicios maestros, las creencias limitantes y la ausencia de ciertas declaraciones fundamentales”.

Asimismo, Minerva expresó que el avance que han tenido las mentoras es significativo: “Las mentoras cada vez tienen más claridad de cómo acompañar a las mentees y también de los recursos que tienen para hacerlo. He notado progreso en ellas en la forma en cómo reflexionan y participan. Varias de ellas tienen una capacidad de servicio que hace posible que acompañar a otras profesionales sea muy valioso y efectivo”.  

Impresiones de las mentoras

Además, a lo largo de la sesión las mentoras presentes tuvieron la oportunidad de mentorear a otra compañera, de esta forma, poniendo en práctica los conocimientos aprendidos en talleres pasados. 

Sobre ello, Nicole Briones, doctora en Ciencias PUCV y co-fundadora de Relitia, indicó que esta Red le ha permitido conocer a otras mentoras, precisamente gracias a las interacciones que la puesta en práctica les ha permitido.

“Siento que cada una de ellas, desde diversos escenarios relacionados con la ciencia, han pasado por momentos desafiantes que han sabido resolver con éxito. Conocer las herramientas de resiliencia que ellas han usado, calma los miedos que tengo como una científica que recién comienza”, contó Briones. 

Además, la emprendedora indicó que “uno de los aprendizajes que he adquirido se relaciona con lo anterior, que es aprender a escuchar; esta es la base de una buena mentoría, ya que desde aquí fluirán las ideas para ser un real aporte a mi mentee”.

Sobre esta tercera sesión, Nicole Briones señaló que “fue de gran ayuda no solo para mi formación como mentora, sino para aplicar estas herramientas en mi vida personal y laboral. Minerva nos invita a entablar conversaciones desde la empatía, pero también a desafiar desde el respeto, y este último punto ha sido un reto para mí, por lo que agradezco la oportunidad de poner en práctica lo aprendido al final de cada sesión junto a mis compañeras”.

Finalmente, durante el primer semestre del 2024 se llevará a cabo el proceso de convocatoria de mentees de las facultades de ciencias adscritas al Consorcio, para posteriormente realizar el match con una de las integrantes de la Red de Mentora Science Up y poder empezar así el primer ciclo de mentoring del Consorcio.